info@fachadasaifer.com
info@fachadasaifer.com

                     Humedad por Capilaridad

La humedad por capilaridad se produce debido al ascenso del agua subterránea a través de la estructura de la vivienda en busca de su evaporación a través de los muros y paredes. Puede identificarse a través del desprendimiento de pintura que se produce, rodapiés despegados o caídos, salitre en las paredes, etc...

¿Cómo se crea?

 

Se produce debido a un proceso natural que facilita que el agua y las sales minerales del subsuelo asciendan a través de los poros de los materiales con los que está construida nuestra vivienda para evaporarse, según el ciclo natural del agua.

 

El exceso de humedad acumulado en el subsuelo, bajo la cimentación de nuestra vivienda se evapora por los diferentes materiales, ascendiendo por paredes.

 

¿Cuándo es visible?

 

Cuando las zonas bajas de la vivienda se empiezan a humedecer la base de la pared, desconchar las pinturas, rodapiés dañados o caídos, manchas oscuras en paredes y muros, sales en las paredes y líneas de humedad. Una de las características clásicas de la capilaridad es la aparición de una franja de salitre en las paredes.

¿Qué consecuencias tiene la capilaridad?

 

Lo primero que empieza a molestar es la imagen que produce ver la degradación en las paredes de nuestra casa, pero esto es sólo el principio del problema.

 

El hecho de que toda la estructura y hormigón de nuestra vivienda esté permanentemente en contacto con el agua, conlleva una degradación en la misma que puede acabar suponiendo graves problemas estructurales para la vivienda con el paso del tiempo.

 

El exceso de humedad provocado por la capilaridad, aumenta la posibilidad de contraer enfermedades respiratorias como el asma, sinusitis, e infecciones pulmonares. Debido a la humedad del ambiente podemos tener sensación de malestar, dificultad al respirar, frío, dolor de cabeza, malos olores, etc.

Inicio
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Fachadas Aifer, S.L.